POPULARE Del Popolo, del Lare e del Ícono


La nomenclatura de estos tres elementos asociados dan el sentido a esta miniserie homenaje a Sophía Loren. No es gratuito, no es azaroso. Es pintar a un soporte cultural y eso es fascinante.

El ícono es el que sostiene todo el relato con la libertad y la gracia de hacer familiar todo lo que se relata.

El Popolo y el ícono es ella, el Lare (el lugar) el que la hace la relacionadora de un relato temporal pero permanente pues todo en ella implica a Italia como marca país; en este camino se van a juntar el cine de Fellini y el de De Sica, el diseño industrial y grafico, la comida, el puerto y el valle y la pequeña calle en la toscana, el sur y el norte y las costas huelen a la Loren porque ella porta eso, so-porta eso.

La connotación de época de mediados del siglo 20 como escenario de las historias no van a dejar inexistentes los cameos propios de un film a la monumentalidad imperial romana y al surrealismo representado por Giorgio De Chirico que nos presta sus paisajes sugerentes y cerrados que contienen un mundo que brillaba y que ha sido derrotado por la guerra. Este efecto es experienciar las ciudades de la permanente restauración, como si el mundo se viniera abajo desde hace siglos y eso no importara porque lo que contiene y mantiene es siempre la intacta y grande belleza de lo antiguo en una realidad siempre contemporánea.

El Lare (lugar) es un permanente viajante ecléctico, sin épocas, sin estilos y con todos los estilos, que navega cuadro por cuadro sin molestar y siempre apareciendo para dejar un toque de composición de distinción.

Es un espacio lleno y vacío que puede estar alborotado por el ruido de las motocicletas, los gritos de los tanos o el silencio inquietante de unas nubes sobre un mar plagado de columnas romanas derrumbadas.

Lo que lo hace POPULAR es que estos movimientos aparentemente desquiciados nadan con mansedumbre porque existe un manejo del mundo de alrededor de todo lo italiano; la marca Italia es Ferrari, Leonardo, Bellinni, Caravaggio, Spaguetti, Fiat, Fellini, Julio Verne, Juventus, los helados en el trastevere, el caffetto en vía venetto, Mastroianni, Carusso, la fontana di Trevi y a la vez es Venecia, Florencia, Roma, Sorrento, Sicilia y entre esta juguera de popularidad entra el circo romano, el foro, el imperio, las columnas en plena calle, las iglesias, el vaticano, las películas de romanos. Todo lo italiano puede ponerse en un lugar atemporal y todo el mundo sabrá que ahí está algo que es conocido.

De ahí que el POP es natural a Italia tanto como la salsa de tomate a los tagliatelles.

Poner en el centro de todo esto a Sophía Loren es sincerar el mito en un espacio donde el talento y el lenguaje es siempre sexy y honesto. Tiene evidentemente un guiño personal de calenturas adolescentes a pesar de que no me correspondía generacionalmente como bombón erótico pero eso es por algo. Su seducción no tiene que ver con sus senos o su cara, tiene que ver con la mochila que carga con un talento y una gracia muy atractivos y potentes. Ella es el talento salvaje y sin pretenciones de un país en extremo popular, que exporta esa popularidad.

Y eso es enormemente sexy.

La Transferencia como un ejercicio de transculturización

El proceso de estos trabajos es una transferencia de pedazos de estos elementos que socializan en un formato cuadro de pintura de pequeños y medianos formatos (al alcance di tutti) porque son a la medida del afiche, del monumento reducido de una restaurazzionne. Todo lo que aparece tiene un sentido único y graciosamente reducido a un pequeño espacio en una coctelera para un buen vermouth de Cinzano. Italia se encoje a ratos cuando la Loren actúa con John Wayne y ella nunca deja de ser la italiana silvestre frente al cowboy bruto e ignorante. Así es digna y fuerte, así también lo es con Mastroianni. Ella sola emerge para robarse la escena y el film queda a sus espaldas y podría no ser cualquier cosa, siempre hay un aire italiano que atraviesa donde ella está.

Los trabajos realizados se componen desde la recolección de objetos visuales que juntos organizan una puesta en escena donde Sophía llegará a colocar eso que estaba faltando; eso reconocible, eso patente como una loba lista para amamantar a sus lobeznos que seremos todos en questo piccolo mondo.

boceto de la donna di trevi

Óleo s/tela 60 x 40 cms

cuadro final y detalles

Boceto de Fatto a la Italia

Óleo s/tela 55 x 45 cms

Cuadro final y detalles

Boceto de Backstage Ieri, oggi e domani

Óleo s/tela 50 x 40 cms

Cuadro final y detalles


Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2014 by GUILLERMO GREBE. Proudly created with Wix.com